24h Aragón.

24h Aragón.

Directivos aragoneses son optimistas sobre 2024 siempre y cuando no haya obstáculos geopolíticos.

Directivos aragoneses son optimistas sobre 2024 siempre y cuando no haya obstáculos geopolíticos.

El presidente de la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA), Fernando Rodrigo, ha presentado los datos del último indicador de opinión de ADEA en la sede del Grupo San Valero. Según este indicador, la mayoría de los directivos consultados creen que el año 2024 será estable, aunque algunos aspectos preocupantes han sido mencionados.

En primer lugar, Rodrigo ha destacado que España y Aragón han logrado superar las previsiones y se ha hablado incluso de un "milagro español". Sin embargo, existen preocupaciones sobre la "distorsión en el mercado de trabajo" y que las administraciones públicas no hayan utilizado el aumento de ingresos para reducir el déficit y la deuda. También se menciona la preocupación por el Gobierno "débil" de España, lo que dificulta la adopción de medidas impopulares para solucionar problemas estructurales.

En cuanto a la financiación, el Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido los tipos de interés en las últimas tres actualizaciones, lo cual es considerado una noticia positiva. Se espera que el crecimiento se modere y que el BCE pueda reducir los tipos a partir de la primavera o el verano, aunque no se espera una desescalada significativa.

En relación al mercado laboral, las sensaciones son ambivalentes. Aunque se cree que estará fuerte en 2024, existe una falta de mano de obra adecuada para muchos puestos de trabajo. Se menciona un desajuste entre la oferta y la demanda, así como un riesgo de agotamiento del mercado laboral debido al envejecimiento de la población. Por ello, se aboga por iniciar un debate serio sobre las políticas de inmigración.

En cuanto a la vivienda, no se espera grandes cambios en 2024, aunque los materiales siguen siendo costosos y la escasez de mano de obra ha encarecido la vivienda. En relación al turismo, después de un año récord, no se espera que continúe ofreciendo resultados positivos. Se menciona la necesidad de desestacionalizar el turismo y captar visitantes con mayor capacidad adquisitiva.

Además, se hace un llamamiento a incrementar la inversión empresarial como una forma de mejorar la productividad y la competitividad de la economía española y aragonesa. Si no se realiza esta inversión, se advierte que los aumentos salariales y las reducciones de la jornada laboral podrían dañar los beneficios de las empresas y generar problemas de empleo a largo plazo.

En cuanto al comercio exterior, Aragón ha tenido un buen desempeño en 2023, especialmente en el sector del automóvil. Sin embargo, también ha habido un aumento en las importaciones, especialmente de baterías y motores para coches eléctricos. Se espera que este patrón continúe, aunque Aragón pueda convertirse en sede de una fábrica de baterías.

Finalmente, se destaca la importancia de que la economía mundial no se desacelere, especialmente en países como Alemania y Francia, que son socios comerciales clave para España. Se menciona que es necesario que Europa vaya bien para que la economía española y aragonesa también lo hagan.