24h Aragón.

24h Aragón.

Ibercaja supera los 17 millones de operaciones con Bizum en 2023, incrementando en un 18,38% respecto al año anterior.

Ibercaja supera los 17 millones de operaciones con Bizum en 2023, incrementando en un 18,38% respecto al año anterior.

ZARAGOZA, 12 Mar.

Ibercaja ha registrado que 489.703 de sus clientes han realizado un total de 17.694.471 operaciones a través de Bizum durante, lo que ha supuesto un incremento del 18,38 por ciento con respecto al ejercicio anterior

Específicamente y comparado con 2022, el número de usuarios de Bizum --bizumers-- clientes de Ibercaja ha crecido en 10,51 por ciento, alcanzando 489.703 personas.

La entidad bancaria, en línea con su estrategia iniciada en 2018 y fortalecida en su plan de 2021 de tornarse en un banco más digital y con mayor fortaleza tecnológica, ha mostrado un robusto crecimiento en pagos digitales a través de Bizum y en operaciones sin contacto en 2023.

No solo los clientes particulares del banco incrementan su utilización de este servicio, también los comercios Ibercaja que disponen de una página web para vender online --comercio electrónico-- cobraron sus ventas por Internet por Bizum --36,7 por ciento más que en 2022--.

Estas cifras son evidencia no solo del compromiso de Ibercaja con ofrecer a sus clientes, tanto particulares como empresariales, soluciones que se adapten a sus necesidades, sino de la importancia de contar con una estrategia que responda a los cambios en la tecnología para facilitar la vida financiera de los españoles.

Respecto al resto de los servicios de pagos digitales --tanto con tarjeta sin contacto como utilizando móviles--, los clientes del banco también han incrementado su uso de los mismos: en 2023 el uso de pagos contactless creció un 12,9 por ciento en volumen de operaciones y un 9,4 por ciento en volumen de importes. El total de operaciones fue de más de 218 millones durante 2023.

Crecen también, y a un ritmo más acelerado, los pagos con tarjeta en comercio electrónico: incrementan en 14 por ciento los volúmenes de operaciones llevadas a cabo en Internet.

Las wallets móviles también continúan posicionándose como una de las alternativas más preferidas por los clientes del banco: entre 2022 y 2023 creció en 65 por ciento el número de operaciones llevadas a cabo con estos sistemas.

La wallet más utilizada por los clientes de Ibercaja es Apple Pay, que fue el origen del 68 por ciento de las operaciones móviles de los clientes del banco en 2023.

Para el jefe de soluciones de pago de negocios de Ibercaja, Carmelo Portero, "poder dar estas cifras de crecimiento apuntala nuestra visión, desde hace años, de ser un banco que ofrece a sus clientes las alternativas bancarias digitales y tecnológicas que los tiempos requieren. Poder ofrecer estas tecnologías de forma segura, siguiendo los estándares del mercado y con eficiencia es parte de nuestro compromiso con los particulares y con las empresas de nuestro país".

A nivel nacional la tendencia de fortalecimiento y crecimiento de los pagos digitales y electrónicos es evidente. Solo en 2023 se registraron en España más de 10.000 millones de pagos con tarjetas en establecimientos --14,3 por ciento más que en 2022--. Así como en Ibercaja, el uso de los españoles del comercio electrónico también ha incrementado en una media de casi un 16 por ciento.

El uso de wallets asciende también de forma relevante: año a año ha crecido el total de operaciones llevada a cabo con estos sistemas en un 51,55 por ciento.

Ibercaja es uno de los grandes grupos bancarios españoles, cuenta con 2 millones de clientes en todo el país, 893 oficinas, 4.914 empleados (Grupo) y un volumen de actividad de 97.909 millones de euros.

Dispone de un grupo financiero propio --fondos de inversión, planes de pensiones, seguros de ahorro y riesgo, leasing y renting-- y tiene la firme vocación de ayudar y aportar valor a sus clientes. La profesionalidad, la cercanía y el compromiso social y territorial son algunos de los rasgos diferenciales de la Entidad.

Ibercaja tiene un firme compromiso con la sostenibilidad y la integra en su actividad financiera, acompañando a sus clientes con productos y servicios sostenibles, asumiendo el compromiso de ser neutros en Carbono en 2050, e incorporando los factores ambientales, sociales y de gobernanza en la gestión de los riesgos.