24h Aragón.

24h Aragón.

Adicae acusa a los bancos de tratar de retrasar el pago de las cláusulas suelo tras sentencia del TJUE.

Adicae acusa a los bancos de tratar de retrasar el pago de las cláusulas suelo tras sentencia del TJUE.

En una contundente victoria para los consumidores, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea respaldó las reclamaciones de la Asociación en Defensa de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorro y Seguros (Adicae) sobre las cláusulas suelo. Este fallo afecta a tres millones de clientes de 101 entidades financieras y pone presión sobre la banca española para que no busque maniobras para eludir sus responsabilidades.

La sentencia del TJUE valida el procedimiento colectivo iniciado por Adicae hace 13 años en la macrodemanda de cláusulas suelo. Ahora, el Tribunal Supremo deberá pronunciarse siguiendo la interpretación del TJUE, y se espera que no retrase su decisión para resolver cualquier duda al respecto.

Manuel Pardos, presidente de Adicae, señaló que alrededor del 50% de los tres millones de clientes afectados por las cláusulas suelo no han reclamado, principalmente por acuerdos previos con los bancos. Sin embargo, más de un millón y medio han presentado reclamaciones, de las cuales unas 500,000 han sido resueltas de manera insatisfactoria debido al "falso arbitraje" del Banco de España.

Esta situación ha llevado a unas 20,000 familias a unirse a la macrodemanda de Adicae, pero aún quedan miles de procedimientos pendientes de resolución. La asociación ha destacado la importancia de seguir luchando por la justicia y la transparencia en el sector bancario, en un camino que lleva más de una década de esfuerzo perseverante.

La sentencia del TJUE establece que el control judicial de transparencia no queda excluido en el marco de una acción colectiva y que debe adaptarse a las particularidades de cada caso. Adicae ha urgido a las entidades financieras a devolver de manera inmediata y sin dilaciones las cantidades cobradas de forma indebida a los consumidores, marcando un hito importante en la defensa de los derechos de los usuarios frente a los abusos bancarios.