24h Aragón.

24h Aragón.

Jefes provinciales de Huesca y Lleida piden al Gobierno central mejoras en infraestructuras de transporte.

Jefes provinciales de Huesca y Lleida piden al Gobierno central mejoras en infraestructuras de transporte.

En la jornada de hoy, el presidente de la Diputación de Huesca (DPH), Isaac Claver, ha recibido en la sede de la institución provincial a Joan Talarn i Gilabert, presidente de la Diputación de Lleida. Durante el encuentro, han destacado la buena relación existente entre ambos y han acordado trabajar en conjunto en diversos proyectos que beneficien a ambas regiones.

Uno de los principales puntos en los que van a colaborar es en la exigencia al Gobierno de España de mejoras en las comunicaciones por tren convencional, buscando la recuperación de los servicios perdidos y la aceleración de las obras en la N-230.

En este sentido, las diputaciones de Huesca y Lleida están preparando un documento conjunto para solicitar a Renfe que restablezca las frecuencias de trenes en la línea Zaragoza-Lleida que existían antes de la pandemia, es decir, tres frecuencias diarias por sentido.

Isaac Claver ha subrayado que el Gobierno aún no ha cumplido con la promesa de devolver las frecuencias previas a la pandemia en esta línea, actualmente en solo dos frecuencias, por lo que están decididos a reclamarlo de forma formal desde ambas instituciones.

Otro de los temas abordados durante la reunión ha sido el estado de la carretera N-230, la cual atraviesa ambas provincias. En este caso, van a pedir al Ministerio de Fomento una mayor agilidad en los trámites y la ejecución de todas las obras pendientes en dicha vía.

Joan Talarn ha destacado la importancia de la N-230 como una vía vital para la seguridad en la zona, dada su alta transitabilidad y los altos índices de accidentes que se registran en ella.

Además, los presidentes han acordado la creación de un órgano gestor integrado por las Diputaciones y los municipios cercanos al embalse de Canelles, con el fin de llevar a cabo un plan de acción destinado a mejorar y promocionar el embalse y su entorno como destino turístico. Este plan, que ha sido elaborado desde 2021, incluye mejoras en los accesos a las zonas de aparcamiento, en las instalaciones para actividades acuáticas y en las medidas de seguridad para las actividades deportivas.