Cuatro de los siete acusados de pertenecer a una red de narcotráfico en Huesca, condenados a prisión.

Cuatro de los siete acusados de pertenecer a una red de narcotráfico en Huesca, condenados a prisión.

HUESCA, 17 Nov.

La Guardia Civil ha detenido a siete personas por un delito contra la salud pública y pertenencia a organización criminal al ser parte de una red de venta de droga en la provincia de Huesca; y cuatro de ellos han ingresado en prisión por orden judicial y los otros tres han quedado en libertad con cargos.

Esta operación ha sido llevada a cabo por Agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Huesca, quienes el pasado 11 de noviembre arrestaron a siete personas por un delito contra la salud pública y otro de pertenencia a organización criminal.

A principios del año 2023 se tuvo conocimiento a través de distintas fuentes, de la existencia de un punto de venta de droga de cocaína en la localidad de Grañén, lo cual generó gran alarma social en dicha localidad. Este punto era conocido con el símil del nombre de una conocida marca de comida rápida de recogida en vehículo.

Comprobadas las primeras informaciones, se inició la OPERACIÓN GRAKO para desarticular completamente este punto de venta y sus principales líneas de suministro. El objetivo era eliminar la sensación de inseguridad que había generado en los ciudadanos de Grañén la "impunidad" con la que actuaba la organización criminal.

Durante la investigación se descubrió un nuevo punto de venta de droga en la misma localidad, que a su vez abastecía al primer punto de venta detectado.

Gracias a un exhaustivo trabajo de investigación, se logró determinar cuáles eran las principales líneas de abastecimiento de los puntos de venta de droga investigados, encontrándose dos en Huesca y uno en Zaragoza.

Después de identificar por completo a las personas que suministraban la droga y su papel dentro de la organización criminal, el 11 de noviembre se llevaron a cabo 5 registros en Grañén (dos), Huesca (dos) y Zaragoza (uno).

En los registros se incautaron 88 gramos de cocaína, 5,95 kilos de marihuana en cogollos, 63 gramos de hachís, sustancias de corte, balanzas de precisión, 39.438 euros en efectivo, un arma de fuego corta, una defensa extensible y numerosas armas blancas como machetes, dagas y navajas; además de un arma simulada de guerra.

Como resultado, se detuvo a tres hombres y dos mujeres en Grañén, y a dos hombres en Huesca. Todos ellos tienen edades comprendidas entre los 26 y 46 años.

La operación ha sido dirigida por el Grupo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil de Huesca. Además, han participado personal de la USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana) de Huesca, Zaragoza y Teruel, personal del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) de Zaragoza, el Servicio Cinológico y patrullas de seguridad ciudadana de la Compañía de Huesca, así como el Equipo Territorial de Policía Judicial de Barbastro.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial junto con las diligencias instruidas, que fueron entregadas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Huesca. El juzgado decretó prisión provisional para cuatro de los encausados y libertad con cargos para los otros tres.

En el marco de la lucha contra la delincuencia organizada en la provincia de Huesca, el EDOA de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca se encarga de investigar delitos graves cometidos por grupos organizados. Su principal enfoque es combatir el tráfico de drogas y apoyar o coordinar investigaciones policiales complejas que involucren delitos que causen gran alarma social perpetrados por grupos organizados, principalmente en esta provincia. Su especialización en este tipo de delitos es fundamental para llevar a cabo estas operaciones exitosamente.

Tags

Categoría

Aragón