24h Aragón.

24h Aragón.

El Gobierno de Aragón destina casi un millón de euros a la restauración de patrimonio religioso en Huesca.

El Gobierno de Aragón destina casi un millón de euros a la restauración de patrimonio religioso en Huesca.

El Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Huesca y los Obispados de Jaca, Huesca y Barbastro-Monzón han anunciado una inversión de 780.000 euros para realizar mejoras en 16 iglesias y ermitas de la provincia altoaragonesa.

Este acuerdo se presentó en Caldearenas, donde la iglesia en honor a San Antonio de Padua será una de las beneficiadas con estas obras urgentes durante el año 2024.

Las instituciones están implementando un convenio innovador que se aprobará próximamente y que facilitará la financiación de las mejoras en los 16 templos seleccionados, con la intención de dar continuidad a esta colaboración en los próximos años.

La Consejera de Presidencia, Interior y Cultura del Gobierno de Aragón, Tomasa Hernández; el presidente de la DPH, Isaac Claver; y representantes de los tres Obispados visitaron Caldearenas para inspeccionar las obras que se realizarán en la Iglesia de San Antonio de Padua en esta localidad del Alto Gállego.

Los proyectos a llevar a cabo fueron seleccionados por los obispados bajo criterios de urgencia, con el objetivo compartido de resaltar el patrimonio artístico e histórico del territorio, así como de asegurar la restauración y mantenimiento de los edificios históricos que necesitan intervención.

La colaboración entre el Gobierno de Aragón, la DPH y los obispados destaca el compromiso de cuidar el patrimonio y, por ende, las comunidades locales. Este convenio refleja el trabajo conjunto que se busca promover en esta legislatura para beneficio de todos los aragoneses.

Hernández hizo hincapié en la importancia de apreciar y proteger el rico legado cultural de Aragón, para que pueda ser disfrutado por las generaciones futuras.

Claver resaltó que las obras en las iglesias y ermitas no solo preservan su valor patrimonial y religioso, sino que también salvaguardan su valor sentimental y significado identitario para los habitantes de la provincia.

En el marco de este primer convenio anual, la DPH invertirá 100.000 euros en cada obispado, los cuales igualarán en aportación las diócesis, sumando el Gobierno de Aragón con 60.000 euros para cada obispado. En total, se invertirán 780.000 euros en el primer año.

Entre las iglesias que serán objeto de intervención se encuentran San Salvador de Torla-Ordesa, Nuestra Señora de la Asunción de Canfranc, San Antonio de Padua de Caldearenas y San Martín de Fragen, entre otras.

Por último, en el Obispado de Barbastro-Monzón se realizarán trabajos en las iglesias de San Orencio de Santorens, San Antonio de Padua de Merli, la torre de Baells y la ermita de San Ramón del Monte de Barbastro.