Polémica entre agricultores aragoneses y Gobierno autonómico por estrategia antiplaga en cultivos

Polémica entre agricultores aragoneses y Gobierno autonómico por estrategia antiplaga en cultivos

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA-COAG) ha expresado su desacuerdo con las estrategias propuestas por el Departamento de Agricultura, Ganadería y Alimentación del Gobierno autonómico para abordar los daños causados por la plaga de conejos en los cultivos y la infraestructura agrícola de la región.

Según la organización agraria, durante los primeros meses del invierno comienzan a surgir brotes en las parcelas de trigo, cebada y avena que se convierten en una fuente de alimento ideal para los conejos. Esto se debe a que, después de un otoño seco, no hay otra vegetación disponible para que se alimenten.

Esta problemática también se extiende a las parcelas de cultivos leñosos, como los viñedos, los frutales, los almendros y los olivos, donde la presión de esta plaga se incrementa en la primavera.

Según UAGA-COAG, más de 50,000 hectáreas en Aragón se han visto afectadas por la plaga de conejos, mientras el Gobierno de Aragón no toma medidas para abordar esta cuestión.

En este sentido, UAGA-COAG ha solicitado al director general de Producción Agraria, Carlos Calvo, la adopción de medidas excepcionales que permitan a los agricultores que han sembrado cereales en tierras de secano y se enfrentan a la destrucción de sus cultivos por los conejos, no tener problemas para cumplir con los requisitos de la Política Agraria Común (PAC) y recibir las ayudas correspondientes.

Recordaron que en la campaña anterior se aprobó una excepción para estas situaciones, donde se utilizaron fotografías georreferenciadas para justificar la siembra en las parcelas afectadas. Sin embargo, consideran que esto tampoco es una solución completa para las zonas que están seriamente afectadas.

De igual manera, UAGA-COAG ha expresado que los daños causados por la fauna no deberían impactar en el cobro de las ayudas de la PAC, ya que esto representaría una doble penalización para los agricultores, quienes ven reducida su cosecha debido a los conejos y la sequía, mientras son penalizados en el pago de las subvenciones.

Asimismo, han solicitado medidas agroambientales para compensar las pérdidas en los cultivos y la aprobación de ayudas para proteger las explotaciones de cultivos leñosos.

Por otro lado, UAGA-COAG ha presentado propuestas al director general de Caza y Pesca, Jorge Valero, en un intento por controlar la plaga de conejos. Estas propuestas incluyen la permisividad y promoción de la caza, con el uso de diferentes calibres y métodos, así como la investigación y estudio de la especie y su impacto en los diferentes cultivos.

En este sentido, han sugerido que el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible realice acciones de control en los taludes de vías de ferrocarril, carreteras, infraestructuras hidráulicas y obras de dominio público, que sirven como refugio para los conejos.

UAGA-COAG ha expresado su decepción ante la medida impulsada por la Dirección General de Caza y Pesca, cuya primera medida para abordar la plaga de conejos ha sido un plan de conteo de la población de esta especie utilizando drones. En su opinión, el presupuesto debería destinarse a la eliminación de la cantidad de conejos y de las madrigueras.

En caso de que el Gobierno de Aragón no tome medidas más eficaces para el control y la compensación de las pérdidas sufridas por las explotaciones agrarias, UAGA-COAG ha dejado claro que no descarta convocar movilizaciones en las que participen todas las organizaciones agrarias.

Tags

Categoría

Aragón