24h Aragón.

24h Aragón.

La polémica subida de tasas de agua y basura genera discusión en torno a las ordenanzas fiscales 2024 de Zaragoza.

La polémica subida de tasas de agua y basura genera discusión en torno a las ordenanzas fiscales 2024 de Zaragoza.

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado definitivamente las ordenanzas fiscales de 2024, con los votos a favor del PP y en su mayoría de VOX, mientras que ZeC ha votado en contra, al igual que el PSOE, en las referentes al aumento de la tasa de agua y basuras derivado de la Ley 7/2022 de Residuos y Suelos Contaminados --aunque los socialistas se ha abstenido en otras-- y que ha sido el asunto que ha centrado el debate político.

La consejera municipal de Hacienda, Blanca Solans, ha subrayado que con estas ordenanzas fiscales, la ciudad "se consolida como referencia a nivel nacional por ser la gran capital con menor presión fiscal". Ha explicado que no suben los impuestos fundamentales como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el de vehículos de tracción mecánica, el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) o la plusvalía, del que se han tenido que devolver 33 millones por la sentencia del Constitucional.

"Es consecuente con ser la ciudad en la que la política fiscal sea un incentivo para romper la barrera fiscal del infierno de las izquierdas y ser motor para apostar por Zaragoza", ha observado.

Solans ha añadido que se consolida Zaragoza como una ciudad que no "sacrifica fiscalmente" a sus ciudadanos, sino que apuesta por una marca de ciudad competitiva y que sea de las más atractivas para vivir.

Ha justificado que se ha tenido que actualizar la tasa del tratamiento y recogida de residuos y saneamiento y abastecimiento del agua por el "déficit estructural" al no actualizarse desde hace años y los costes directos e indirectos hace que ambas tengan un mayor coste.

El nuevo impuesto introducido a través de la Ley 7/2022 de Residuos y Suelos Contaminados exige repercutir los costes de recogida y tratamiento, con el consiguiente encarecimiento del servicio, lo que conlleva a regularizar el desequilibrio para hacer frente a la normativa impulsada por el Gobierno de España.

El Gobierno de Zaragoza va a llevar a cabo esta actualización de manera progresiva, garantizando la sostenibilidad de las tasas medioambientales y cumpliendo el imperativo legal que obliga a equilibrar los ingresos con el coste real de estos servicios. Todo ello, tratando de minimizar su impacto en las economías domésticas, especialmente en los hogares vulnerables, para lo cual se aplicarán las correspondientes bonificaciones.

"Esta carga impositiva no es del PP, --ha aclarado-- sino impuesta por la Administración del Estado por el déficit de más del 51% en el conjunto de la administración pública. No aplicarla sería que el presupuesto tendrá merma en la inversión en economía circular y también en la apuesta por el ciclo integral del agua de calidad".

Ha detallado que se han presentado pocos votos particulares, en concreto 9 ZeC, 8 VOX y 5 el PSOE y ninguno las cuestiona con propuestas normativas, aunque si en el debate político, "luego todos reconocen que hay un déficit importante", ha colegido.

La portavoz de ZeC, Elena Tomás, ha defendido que las tasas se paguen de forma escalonada hasta que la exigencia de la ley nacional entre en vigor para dar respiro a la ciudadanía. Ha apostado por mantener impuestos para acometer inversiones, pero que pague el que más tiene.

La concejal de VOX, Eva Torres, ha hecho notar las bonificaciones y rebajas fiscales impulsadas por su formación serán un ahorro de más de 5 millones para los ciudadanos. Ha citado la bajada del IBI al mínimo legal, la reducción del ICIO y las exigencias en el Plan fiscal de atracción de inversiones para llegar a más empresas y de menor tamaño, además de bajar un 10% el impuesto de circulación, que será un ahorro de más de 3 millones de euros. "Las rebajas fiscales llevan el sello de VOX", ha sentenciado.

La concejal del PSOE, Marta Aparicio, ha criticado que con estas ordenanzas "se va a meter un estacazo a todos los ciudadanos y es el primero". La subida de entre 30 y 40 euros al año es "mucho dinero para muchas familias", ha comprobado. Es un Gobierno mentiroso que al subir los impuestos "demuestra su ADN de autoritarismo a la hora de gobernar".

El presidente de la UCA, José Ángel Oliván, ha intervenido desde la zona de público para anunciar que mantendrán en forma de recurso contencioso-administrativo las alegaciones que han presentado a la subida de las tasas de agua y recogida de basuras que no se han admitido, y que a su entender la propuesta del Gobierno de la ciudad "no se atiene a la Ley de residuos y economía circular".

En conjunto, la presión fiscal en Zaragoza por estos cinco tributos locales equivale a 360 euros por habitante y año, por debajo de Sevilla --402 euros--, Valencia --418 euros--, Barcelona --560 euros-- y Madrid --623 euros--.

En el recibo de recogida y tratamiento de residuos, la actualización se traducirá en una variación media de unos 16 euros al año por hogar. Las familias de hasta cuatro miembros con ingresos inferiores a 16.900 euros seguirán contando con una bonificación del 100% en el recibo, por lo que pagarán cero euros.

Los hogares de hasta cinco miembros con ingresos inferiores a 22.000 euros mantienen la bonificación del 50%, por lo que la variación media del recibo será de unos 8 euros al año.

En el caso de las familias de hasta cinco miembros con ingresos de hasta 24.200 euros, la bonificación será del 12,4%, por lo que la variación media del recibo será de unos 14 euros al año. En todos los casos, el límite de ingresos se incrementa en un 25% por cada miembro adicional de la familia.

En el recibo del ciclo integral del agua, la actualización se va a aplicar mayoritariamente sobre la cuota variable del recibo y, en menor medida, sobre la cuota fija, con el objetivo de incentivar el buen uso y el ahorro de agua. La variación media se estima en menos de 13 euros para un hogar de tres personas y de unos 16 euros para un hogar de cuatro personas.

En este caso, la bonificación será del 73% para las familias con ingresos inferiores a 16.900 euros, cuyo incremento medio no superará los 3 euros al año. Los hogares con ingresos inferiores a 22.000 euros seguirán contando con una bonificación del 50%, por lo que la variación media del recibo será de unos 6 euros al año.

La tasa de veladores se actualiza para de estimular la implantación de terrazas con menor afección a la movilidad peatonal y estacionamiento de vehículos, así como con la perspectiva de compensar una parte de la recaudación municipal vinculada a las plazas de estacionamiento regulado ocupadas por esos establecimientos.

Asimismo, las ordenanzas fiscales de 2024 introducen una nueva bonificación en el ICIO para las personas mayores de 70 años que sustituyan su bañera por plato de ducha, con el objetivo de favorecer estas reformas encaminadas a mejorar la accesibilidad del edificio y la calidad de vida de estas personas.

Esta bonificación será compatible con las ayudas