24h Aragón.

24h Aragón.

Cruz Roja implementa exámenes tempranos de diabetes en la plaza Concepción Arenal, Huesca.

Cruz Roja implementa exámenes tempranos de diabetes en la plaza Concepción Arenal, Huesca.

HUESCA, 12 Nov.

Cruz Roja Huesca llevará a cabo pruebas de detección temprana de la diabetes en una carpa ubicada en la plaza Concepción Arenal, con motivo del Día Mundial de la Diabetes y en colaboración con la Asociación de Diabetes de Zaragoza.

La iniciativa se llevará a cabo este lunes, 13 de noviembre, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 18,30 horas, en la plaza Concepción Arenal, donde se instalará una carpa y una mesa informativa sobre la detección temprana de la enfermedad. Se realizarán mediciones de glucosa, perímetro abdominal y pruebas de Frindisk, según ha informado la organización en un comunicado de prensa.

La colaboración entre estas entidades continuará el martes, 14 de noviembre, fecha en que se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, con la iluminación de la sede de la Comarca de la Hoya de Huesca, en la calle Coso Alto, desde las 19.00 hasta las 22.00 horas.

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina cuando el páncreas no produce la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, la produce de una calidad inferior o el cuerpo no puede utilizarla eficazmente. La insulina es una hormona producida por el páncreas cuya función principal es mantener los niveles adecuados de glucosa en la sangre.

Permite que la glucosa entre en el organismo y sea transportada a las células, donde se transforma en energía para que los músculos y los tejidos funcionen correctamente. Además, ayuda a que las células almacenen la glucosa hasta que sea necesaria su utilización.

Según Cruz Roja, un nivel elevado de glucosa puede ser perjudicial "para todo el organismo, pero especialmente para el corazón, los riñones y las arterias. Las personas que tienen diabetes y no lo saben o no la tratan tienen un mayor riesgo de problemas renales, infartos, pérdida de visión y amputaciones de extremidades."

DIABETES TIPO 1 y 2

La diabetes tipo 1 suele aparecer en niños, aunque también puede comenzar en adolescentes y adultos. A menudo se presenta de forma repentina y muchas veces no hay antecedentes familiares.

Se produce una destrucción de las células beta productoras de insulina en el páncreas debido a autoanticuerpos. Es decir, el cuerpo ataca a sus propias células como si fueran extrañas, al igual que ocurre en la enfermedad celíaca y otras enfermedades autoinmunes.

El mecanismo exacto que induce la aparición de estos anticuerpos aún no está completamente identificado y es muy complejo. Se está investigando si la raíz del problema radica en una predisposición genética que, debido a diferentes factores ambientales, desencadena esta respuesta autoinmune que destruye las células.

Por otro lado, la diabetes tipo 2 aparece en la edad adulta, es más común en personas de edad avanzada y es aproximadamente diez veces más frecuente que la tipo 1. En esta forma de diabetes, se produce una disminución en la acción de la insulina, lo que significa que aunque haya una cantidad suficiente, no puede actuar adecuadamente. Tiene una causa mixta: hay menos insulina en el páncreas y la que hay funciona peor en los tejidos.

"La obesidad es la causa principal, ya que el tejido graso produce sustancias que reducen la sensibilidad de los receptores de la insulina". Dado que la obesidad ha aumentado significativamente en España, también ha aumentado la incidencia de este tipo de diabetes, señala la organización.

Entre los posibles síntomas de un aumento en los niveles de glucosa se encuentran la sed excesiva, la sensación de hambre constante, la necesidad de orinar con frecuencia, incluso durante la noche, pérdida de peso a pesar de comer mucho, fatiga, visión borrosa, hormigueo o entumecimiento de manos y pies, e infecciones fúngicas recurrentes en la piel.

En la actualidad, no es posible prevenir la aparición de la diabetes tipo 1; sin embargo, la tipo 2, que es la más común, se puede prevenir. En este caso, dado que la causa principal es la obesidad, "todas las acciones relacionadas con la prevención de la obesidad tendrán resultados positivos".

Además, las personas con diabetes también deben estar atentas a la aparición de hipoglucemia. Actualmente, se considera que una persona tiene hipoglucemia cuando su nivel de azúcar en sangre es inferior a 70 mg/dl.

El tratamiento de la diabetes se basa en tres pilares: dieta, ejercicio físico y medicación. El objetivo es mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de los límites normales para reducir al mínimo el riesgo de complicaciones asociadas con la enfermedad.

La insulina es el único tratamiento para la diabetes tipo 1. Actualmente, solo puede administrarse mediante inyecciones, ya sea con plumas de insulina o mediante sistemas de infusión continua, es decir, con bombas de insulina.

La diabetes tipo 2 tiene una gama más amplia de opciones de tratamiento. En este caso, a diferencia de los pacientes con diabetes tipo 1, no siempre se requiere administración de insulina. Adoptar un estilo de vida saludable y perder peso pueden normalizar los niveles de glucosa. El uso de uno o más medicamentos que ayuden a que la insulina funcione correctamente es la mejor opción de tratamiento.