¡Vox bloquea proyectos fotovoltaicos en La Huerta de Zaragoza!

¡Vox bloquea proyectos fotovoltaicos en La Huerta de Zaragoza!

En Zaragoza, el portavoz del grupo municipal de VOX, Julio Calvo, ha expresado su opinión sobre la implantación de parques de energía solar en zonas de regadío. Calvo ha afirmado rotundamente que "la Huerta de Zaragoza está protegida y no se pueden conceder licencias para macroproyectos fotovoltaicos".

Calvo ha argumentado que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Zaragoza no puede permitir usos que dañen el valor específico de proteger los terrenos agrícolas de regadío alto. Según él, la instalación de placas fotovoltaicas en estos terrenos contradice su uso agrícola y, por lo tanto, no son actividades compatibles.

En este sentido, Calvo ha insistido en la necesidad de revisar la Modificación Aislada 153 del PGOU. Basándose en la Jurisprudencia del Tribunal Supremo, ha señalado que se han declarado "nulas de pleno derecho modificaciones aisladas de otros Ayuntamientos que adolecen de los mismos vicios de nulidad que ésta". Por lo tanto, considera justificada la revisión de oficio de esta modificación en referencia a los proyectos en la Huerta de Zaragoza.

Calvo también ha afirmado que esta modificación vulnera claramente el artículo 37 de la Ley urbanística de Aragón, el cual prohíbe cualquier construcción, actividad o uso que implique transformación de su destino o naturaleza en el suelo no urbanizable especial.

En cuanto a las licencias, el Tribunal Supremo ha establecido el "Principio de Separación de Legislaciones", donde las distintas administraciones tienen competencias diferentes para dictaminar en materia medioambiental y de regulación del sector eléctrico.

El portavoz de VOX también ha hecho referencia a las resoluciones del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) que condicionan la autorización medioambiental a la disponibilidad de todos los permisos previos necesarios.

Calvo ha destacado que estas autorizaciones se otorgan sin perjuicio de las concesiones y autorizaciones que sean necesarias de acuerdo con otras disposiciones aplicables, como las relativas a la ordenación del territorio, al urbanismo y al medio ambiente. En este sentido, ha dejado claro que la autorización administrativa del Gobierno de Aragón no implica automáticamente la concesión de todos los permisos en materia medioambiental, de ordenación del territorio o urbanística, ya que esta es competencia del Ayuntamiento de Zaragoza.

Calvo ha enfatizado que el Ayuntamiento de Zaragoza tiene la competencia y la soberanía para negar las licencias si se está vulnerando el ordenamiento urbanístico, a pesar de contar con todas las autorizaciones previas en materia medioambiental y de regulación del sector eléctrico.

En resumen, Calvo considera que, si se han concedido licencias al amparo de la Modificación Aislada 153 del PGOU, estas son cuestionables y deberían ser objeto de una revisión de oficio por parte del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza.

Tags

VOX

Categoría

Aragón