24h Aragón.

24h Aragón.

Manifestación en Zaragoza reúne a 500 personas en apoyo a Sánchez y para detener campañas de desprestigio.

Manifestación en Zaragoza reúne a 500 personas en apoyo a Sánchez y para detener campañas de desprestigio.

La ciudad de Zaragoza fue escenario de una multitudinaria concentración organizada por la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) que logró congregar a aproximadamente 500 personas, según información proporcionada por la Policía Nacional. El objetivo de esta movilización fue exigir detener la "máquina del fango", democratizar la justicia y mostrar solidaridad con la situación que atraviesa el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

El presidente de la FABZ, Arturo Sancho, expresó a Europa Press que esta iniciativa buscaba "canalizar el sentir de la gente" y brindar apoyo a la democracia en un momento crucial. Sancho destacó que, si bien ahora la atención está puesta en Pedro Sánchez, es importante recordar que en el pasado otros representantes políticos y activistas han sido afectados por el 'lawfare' y la difusión de noticias falsas en los medios de comunicación.

Para Sancho, el reciente ataque al presidente del Gobierno marca un punto de inflexión y genera una mayor sensibilidad en torno a su cargo. A pesar de que la convocatoria pretendía ser más amplia y unitaria, la premura del momento impidió la participación de partidos políticos y otros colectivos. Sin embargo, Sancho enfatizó que esta concentración es solo el comienzo de un camino hacia una mayor profundización democrática y la necesidad de democratizar la justicia, una tarea pendiente desde hace muchos años.

Durante la concentración, se leyó un manifiesto que denunciaba la campaña de desprestigio hacia la política y los constantes ataques a quienes ejercen y representan el poder. Se criticó a ciertos poderes económicos, políticos y sociales por su papel en este escenario y se lamentó la corrupción de la democracia a través de la difamación y el uso de la justicia como arma política.

Los organizadores señalaron que el acoso no solo se ha dirigido al presidente del Gobierno, sino que en los últimos años ha alcanzado a varios representantes públicos, ministras, ministros, alcaldes, diputados y manifestantes. La instrumentalización de la justicia como herramienta política también ha afectado a artistas, manifestantes y ciudadanos que han expresado su opinión, lo que supone un ataque a las libertades fundamentales de expresión y reunión.

Desde los barrios de Zaragoza, se exigió no retroceder en los derechos alcanzados, sino avanzar hacia una mayor democracia. Más de 45 años después de la Transición, queda un largo camino por recorrer para asegurar que todos los organismos del país se alineen con los principios democráticos y respeten los derechos de todos los ciudadanos.