La obra gráfica de Luis Feito, figura fundamental del arte contemporáneo español, se exhibe en Ejea (Zaragoza)

La obra gráfica de Luis Feito, figura fundamental del arte contemporáneo español, se exhibe en Ejea (Zaragoza)

La Diputación de Zaragoza ha inaugurado una exposición en el Centro de Arte y Exposiciones de Ejea de los Caballeros que muestra la obra gráfica de Luis Feito, uno de los principales exponentes del arte contemporáneo español. La vicepresidenta de la DPZ y alcaldesa de Ejea, Teresa Ladrero, fue la encargada de inaugurar la exposición, que ofrece cerca de cien obras creadas por el reconocido pintor, considerado uno de los más destacados de su generación y co-fundador del famoso grupo El Paso junto a Antonio Saura.

La muestra, titulada "Luis Feito. Obra gráfica", estará abierta al público en Ejea hasta abril de 2024. En ella, los visitantes podrán disfrutar de una selección de obras de la última etapa de la extensa carrera del pintor madrileño, creadas a partir de la gran exposición organizada por el Museo Reina Sofía sobre su obra en 2002.

La exposición, distribuida en las cuatro plantas del Centro de Arte y Exposiciones de Ejea, ofrece al público la oportunidad de sumergirse en la pintura abstracta de Feito a través de casi cien obras pertenecientes a 65 series, entre las que se encuentran litografías, estampas y aguafuertes. Entre ellas destaca el grabado que Feito creó para la serie especial "Disparates de Fuendetodos", impulsada por la Fundación Fuendetodos Goya como un homenaje a la famosa colección de "Disparates" del pintor Goya.

La mayoría de las obras están tituladas con números, lo cual es una de las características distintivas de la obra de Feito. Desde el comienzo de su carrera, el pintor ha optado por titular sus acrílicos sobre lienzo con números, evitando dar pistas interpretativas sobre el significado de sus obras.

Feito, nacido en Madrid en 1929, es considerado el pintor español más reconocido internacionalmente de su generación y uno de los artistas más cosmopolitas del arte contemporáneo. Debido a la falta de recursos económicos en una España devastada por la Guerra Civil, abandonó sus estudios tempranamente.

En 1950, fue admitido en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde comenzó su formación artística ligada a la tradición figurativa. Sin embargo, pronto se desvinculó de esta tradición y se volcó en la pintura abstracta, una forma de expresión que nunca abandonaría, a pesar de encontrarse en contraposición a la corriente dominante en la España de esa época.

En 1954, ya con el título de profesor de Dibujo, Feito expuso por primera vez de forma individual en varias galerías de Madrid. Ese mismo año, gracias a una beca, pudo establecerse en París, considerada la cuna del arte europeo. La influencia de los grandes artistas establecidos a orillas del Sena y su deseo de experimentar estimularon la evolución de su pintura, que pasó de estar basada en grafismos lineales a centrarse en la abstracción y en la mancha de color, con gruesos empastes de textura táctil.

La residencia parisina de Feito no rompió su contacto con los pintores españoles contemporáneos. En 1957, participó en la fundación de El Paso, un colectivo formado por jóvenes creadores y críticos de arte en el que también estaban presentes los aragoneses Antonio Saura, Pablo Serrano y Manuel Viola. Feito comenzó a destacar a nivel internacional en las Bienales de Arte Mediterráneo de 1955 y 1956, pero fue su participación en el pabellón español de la Bienal de Venecia de 1958 lo que le valió un reconocimiento unánime y le abrió las puertas de América.

En 1960, como miembro destacado de la joven pintura española, Feito expuso su obra en reconocidos museos de Nueva York y otras ciudades estadounidenses. Sus cuadros se caracterizan por la prevalencia de los colores rojos, negros y blancos. Tras superar problemas de salud gracias a la práctica del yoga y la meditación zen, el artista se sintió atraído por la espiritualidad oriental y por el carácter gestual de la caligrafía china.

En 1981, Feito abandonó París para establecerse en la ciudad canadiense de Montreal, donde ya había expuesto en la década de 1960. En Montreal, se encuentra una de sus monumentales esculturas de acero. Dos años más tarde, se trasladó a Nueva York, desde donde viajó frecuentemente por el Oeste americano, fascinado por sus impresionantes paisajes naturales y la cultura nativa. A pesar de su periplo americano, nunca dejó de mantener su conexión con España, adonde regresó definitivamente en la década de los 90 del siglo pasado.

En España, continuó su producción artística y recibió numerosos reconocimientos, incluyendo el Premio Nacional de Arte Gráfico por la Calcografía Nacional de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid en 2018. Luis Feito falleció en 2021, a la edad de noventa años, debido a complicaciones derivadas de la COVID-19.

A pesar de su reconocimiento internacional, el interés de Luis Feito por dar a conocer su mundo interior a través de la obra gráfica fue algo tardío. No fue hasta alcanzar la madurez que se sumergió en un universo expresivo que finalmente le apasionó. Durante su estancia en París, se realizaron numerosas serigrafías basadas en sus pinturas, pero Feito no se involucró personalmente en este proceso.

A partir de la década de 1970, Feito comenzó a adentrarse en el mundo del grabado, utilizando planchas metálicas y buriles. Sin embargo, cuando regresó a España en los años 90, después de su período en América, su dedicación a la estampa calcográfica se intensificó. En esta etapa, exploró las posibilidades que ofrecen técnicas como el aguafuerte, la aguatinta y la punta seca, y disfrutó experimentando con nuevos efectos visuales e hallazgos. Con la colaboración de varios maestros grabadores, dio vida a monotipos e impresiones únicas de gran tamaño. También creó series que llevaban nombres de meses o evocaban paisajes que había transitado, particularmente los de la sierra de Guadarrama, que también se pueden apreciar en la exposición.

La obra gráfica de Feito guarda notables similitudes formales con sus pinturas y dibujos. Resalta en ella el uso de amplias pinceladas rojas y negras sobre fondo blanco, ejecutadas con resolución y agilidad, resultado de la instantaneidad y el automatismo.

La exposición "Luis Feito. Obra gráfica" se puede visitar de forma gratuita en el Centro de Arte y Exposiciones de Ejea los viernes, sábados y domingos, en horario de 11:00 a 14:00 y de 17:30 a 20:30 horas.

Tags

Categoría

Aragón