24h Aragón.

24h Aragón.

La Iglesia de San Cayetano de Zaragoza abre sus puertas al culto ante suspensión de procesión por mal tiempo.

La Iglesia de San Cayetano de Zaragoza abre sus puertas al culto ante suspensión de procesión por mal tiempo.

¡Qué desilusión para los cofrades de Zaragoza! La lluvia ha obligado a suspender la procesión del Santo Entierro, la más antigua y multitudinaria de la Semana Santa en la capital aragonesa. Pero la Iglesia de Santa Isabel de Portugal, conocida como San Cayetano, ha abierto sus puertas para que los fieles puedan venerar los pasos en un acto de devoción alterno.

A partir de las 18.00 horas y hasta al menos las 21.00 horas, se podrá acceder a la iglesia para contemplar el paso del Cristo de la Cama y otros pasos emblemáticos que debían formar parte de la procesión. Los cofrades se han organizado por turnos para velar a Jesucristo arropados por la lluvia que no ha dado tregua en toda la tarde.

El arzobispo de Zaragoza, Carlos Escribano, acompañado de los hermanos mayores de las cofradías, realizará un pequeño acto religioso en la iglesia de San Cayetano para conmemorar la Pasión y Muerte de Jesucristo en este Viernes Santo.

La suspensión del Santo Entierro ha generado sentimientos encontrados en los cofrades, con un sabor a "rabia" según el presidente de la Junta Coordinadora de Cofradías, Ignacio García Aguaviva. La incertidumbre por las condiciones meteorológicas había mantenido en vilo a los participantes durante toda la semana.

La tradicional procesión se ha visto interrumpida también en ocasiones anteriores debido a la lluvia, como en 2005 y en décadas pasadas. La decisión de suspenderla fue tomada en el Capítulo Extraordinario de la Hermandad de la Sangre de Cristo, organizadora del evento.

La procesión del Santo Entierro es un evento emblemático de la Semana Santa zaragozana, con una participación masiva de cofrades y una espectacularidad única. La carroza del Santo Sepulcro, con el Santo Cristo de la Cama, es el principal atractivo escultórico de la procesión, con una historia cargada de simbolismo y devoción.