24h Aragón.

24h Aragón.

La DPZ defiende la República, repudia el franquismo y promueve las exhumaciones.

La DPZ defiende la República, repudia el franquismo y promueve las exhumaciones.

En Zaragoza, el Pleno de la Diputación Provincial ha aprobado una moción presentada por En Común-IU para reconocer el impacto positivo que tuvo la llegada de la II República en 1931, condenar el golpe de Estado franquista que desencadenó la Guerra Civil y la dictadura posterior, y solicitar al Gobierno de España que continúe trabajando en el Mapa de Fosas y en las exhumaciones e identificaciones de las víctimas de esos períodos.

La propuesta, discutida a pocos días de cumplirse el 93 aniversario de la proclamación de la II República Española, recibió 14 votos a favor de PSOE, En Común-IU y CHA, mientras que PP y VOX se posicionaron en contra.

En su defensa de la moción, el diputado de En Común-IU, Rubén Estévez, destacó las reformas políticas llevadas a cabo durante la II República, como la instauración de un sistema parlamentario, el derecho al voto de las mujeres, mejoras en el ámbito social y económico, la separación entre Iglesia y Estado, avances en la educación pública y la división de poderes.

El portavoz socialista, Francisco Compés, afirmó que la II República fue fundamental para España en aquella época por las reformas y mejoras logradas, contrastándolas con las injusticias y represiones sufridas durante la dictadura. Destacó la importancia de continuar with las identificaciones y exhumaciones, señalando que si el Gobierno de Aragón no lo hace, otras instituciones lo harán.

Además, hizo hincapié en que si no hubiera estallado la Guerra Civil, la autonomía habría llegado antes a Aragón con el Estatuto de Caspe de 1936, evitando la discriminación que se vivió en 1978 en comparación con catalanes, vascos, navarros y gallegos.

Desde el PP, la diputada María Jesús Sariñena mencionó que el debate sobre el voto femenino durante la II República no fue pacífico y resaltó que, si bien hubo avances en la educación, también se expulsaron órdenes religiosas y se destruyó patrimonio eclesiástico. Asimismo, señaló las carencias que enfrentaba la mayoría que vivía en zonas rurales durante ese período.

Por otro lado, rechazó la visión de la República que tienen los partidos de izquierda y defendió la monarquía constitucional actual, argumentando que ha sido beneficiosa y ha durado más que las experiencias republicanas en España.

Desde VOX, Jesús García calificó la moción como una "pataleta" para reavivar viejos odios a raíz de la derogación de la Ley de Memoria Democrática de Aragón. Pidió no etiquetar a las personas según el bando de sus antepasados y criticó lo que consideró una distracción de la corrupción gubernamental.

El diputado de CHA, José Manuel Latorre, subrayó la importancia de recordar los avances logrados durante la II República ante el resurgimiento de admiradores de la dictadura franquista. Abogó por avanzar hacia un modelo de Estado republicano y federal que garantice los principios de libertad, igualdad y justicia social.

Además, aprovechó su intervención para recordar a los republicanos que la historia ha olvidado injustamente, como concejales, diputados, maestros y obreros.

Durante el debate, se produjo un enfrentamiento entre los diputados Rubén Estévez (En Común-IU) y Jesús García (VOX) tras las acusaciones de este último hacia el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en relación con una visita a trabajos de exhumación en el Valle de los Caídos. Estévez pidió respeto por las personas a las que pertenecían esas "calaveras", exigiendo disculpas que García no ofreció.