24h Aragón.

24h Aragón.

Inversión municipal de 587.000 euros en nuevas instalaciones para la Casa de Amparo de Zaragoza.

Inversión municipal de 587.000 euros en nuevas instalaciones para la Casa de Amparo de Zaragoza.

ZARAGOZA, 14 Mar.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha llevado a cabo la construcción de cinco nuevas habitaciones, una zona de atención geriátrica y un despacho multiusos en la Casa de Amparo, con una inversión total de 586.988,68 euros, incluyendo el IVA.

Estos detalles fueron proporcionados por el consejero municipal de Urbanismo e Infraestructuras, Víctor Serrano, y la consejera municipal de Políticas Sociales, Marian Orós, durante su visita a la rehabilitación de la Casa de Amparo.

Serrano mencionó que los trabajadores están finalizando la adecuación de la planta primera en la zona noroeste del edificio, donde se están llevando a cabo las obras que concluirán antes de Semana Santa.

"Las habitaciones cuentan con baño privado, lo que ha requerido una remodelación integral de las instalaciones de saneamiento y fontanería, así como la redistribución del tabicado", precisó.

En este sentido, destacó la creación de un sistema de refrigeración en el falso techo que se realiza a través de tuberías para evitar el uso de aires acondicionados.

Serrano señaló que estas obras, a cargo de Construcciones Iberco, que incluyen una modificación para reforzar el forjado entre las plantas, finalizarán antes de Semana Santa.

"Al comenzar los trabajos en este primer piso, se identificó la urgente necesidad de llevar a cabo un refuerzo estructural del forjado del suelo que lo separa de la planta calle, donde se encuentra un gran salón polivalente", explicó Serrano.

Por otra parte, informó que el Ayuntamiento de Zaragoza ha adjudicado las obras de rehabilitación de la cubierta de la iglesia de la Casa Amparo por 433.943,63 euros, IVA incluido, a BCO Construcciones y Servicios SL, con una duración de 6 meses.

"Se tenía preocupación por el estado de las cubiertas, por lo que en 2020 se inició el proyecto para su reparación", advirtió Serrano.

Asimismo, aseguró que el tejado, sin valor histórico, permitirá llevar a cabo una renovación integral de la estructura con materiales de mayor durabilidad.

Detalló que se demolerá la cubierta actual, retirando las tejas en buen estado para su reutilización, eliminando el tablero de cañizo y yeso, así como la estructura de madera existente, sin apoyarse en las bóvedas.

"El deterioro de la cubierta es generalizado y progresivo, con un riesgo evidente de colapso de algunas vigas. Ya se realizó un refuerzo interno como solución temporal, pero ahora actuaremos de manera integral", explicó Serrano, destacando el compromiso del Gobierno municipal con el patrimonio histórico y artístico de la ciudad.

Estas intervenciones representan una inversión total del Consistorio zaragozano de 1.020.932,31 euros dividida en varias fases, con 369.094,26 euros provenientes de fondos europeos NextGeneration, dentro de las líneas de ayuda del Plan de choque para la Economía de los Cuidados y Refuerzo de las políticas de igualdad e inclusión.

Por su parte, la consejera municipal de Políticas Sociales, Marian Orós, detalló que desde 2019, el Ayuntamiento de Zaragoza ha invertido más de 1,6 millones de euros en la Casa Amparo.

"A las obras actuales, se suman otras acciones como la climatización de la primera y segunda planta, la pintura de estos espacios, la mejora de la eficiencia energética con el cambio de caldera, medidas de seguridad contra incendios en la planta sótano y la escalera exterior, y la instalación de ventilación forzada en los aseos", explicó Orós.

Destacó que estas inversiones reflejan el compromiso social del Gobierno local con las políticas de dependencia y el cuidado de los residentes con profesionalismo y dedicación para fomentar la autonomía personal.

"Se busca que las personas con pocos recursos o sin red familiar reciban la mejor atención en un entorno acogedor donde se sientan como en casa, mejorando su calidad de vida y retrasando el deterioro propio de la edad o enfermedades", agregó.

Orós consideró a la Casa de Amparo como el referente social del Ayuntamiento de Zaragoza por su labor con los mayores derivados de los servicios sociales municipales o del Albergue Municipal que enfrentan situaciones difíciles.

Actualmente, el edificio alberga a 128 residentes, con una edad promedio de 83,9 años, donde se evalúa su autonomía, estado cognitivo y se plantean actividades de terapia ocupacional, individual y grupal.

El trabajo se desarrolla en cuatro áreas específicas: física, cognitiva, ocio y tiempo libre, y entorno, promoviendo la autonomía, estimulación cognitiva, artesanía creativa, talleres de huerto ecológico, así como actividades intergeneracionales para fomentar el vínculo social.

La Casa de Amparo, establecida en 1871 en un pabellón construido en el solar del Convento de Santo Domingo, ha sido objeto de numerosas remodelaciones y mejoras a lo largo de los años para garantizar la atención y el confort de sus residentes.