Fuentes Claras, el frío pueblo de Teruel que ostenta récord como la zona habitada más helada de España por seis décadas.

Fuentes Claras, el frío pueblo de Teruel que ostenta récord como la zona habitada más helada de España por seis décadas.

Fuentes Claras, el municipio turolense, se consolida como la zona habitada con la temperatura más baja registrada en España. Este récord se ha mantenido durante 60 años, desde que el 17 de diciembre de 1963 se alcanzaron los 30 grados bajo cero.

Los residentes más ancianos de este pequeño municipio de la Comarca del Jiloca recuerdan cómo en aquel día se congelaron incluso las carrascas, nombre que se le da en la zona a las encinas. Estos árboles son muy resistentes, por lo que su congelación fue un claro indicativo de las extremas temperaturas, según el alcalde de Fuentes Claras, Diego Hernández.

Algunos testimonios relatan cómo tuvieron que utilizar un soplete para abrir la cerradura de la estación meteorológica de Calamocha VOR, donde se registró la temperatura más baja. El alcalde Diego Hernández ha confirmado que Fuentes Claras continúa siendo, 60 años después, la zona habitada con la temperatura más baja registrada en España, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Por otro lado, el alcalde ha mencionado que en febrero de 1956, la estación meteorológica de montaña de Estany Gento, en Lérida, registró 32 grados bajo cero, estableciendo así el récord absoluto de frío. Sin embargo, esta zona no está habitada.

Desde el 17 de diciembre de 1963, no se han registrado temperaturas tan bajas en Fuentes Claras. Aunque se han producido episodios significativos, como en el año 2001, cuando la temperatura descendió hasta los 23 o 24 grados bajo cero, y durante la borrasca Filomena en enero de 2021, cuando la localidad vecina de Bello alcanzó los 25 grados bajo cero.

El alcalde explicó que para que se den temperaturas por debajo de los 20 grados bajo cero deben darse tres condiciones simultáneamente: nieve presente, viento en calma y cielos despejados. Estas condiciones crean una oscilación térmica que provoca un rápido descenso de las temperaturas.

El invierno pasado fue particularmente duro, con varios días en los que se alcanzaron los 14 grados bajo cero. A pesar de este récord, Fuentes Claras no cuenta con un protocolo específico para situaciones de nevadas o heladas, ya que no ocurre con mayor frecuencia que en otras zonas.

En el caso de la borrasca Filomena, el ayuntamiento tomó medidas para garantizar la seguridad de los residentes. Se esparció sal en las calles, se limpiaron con tractores y se retiró la nieve para permitir la circulación de vehículos y peatones.

El récord de Fuentes Claras certificado por Aemet es motivo de celebración para los residentes, quienes cada año aprovechan la ocasión para organizar actividades. Este año se llevará a cabo una pedalada no competitiva el sábado 16 de diciembre, seguida de un mercadillo navideño solidario cuya recaudación se destinará a una organización sin ánimo de lucro.

Como parte de las celebraciones, Vicente Aupí, autor del libro "El triángulo de hielo. Teruel, Calamocha, Molina de Aragón", impartirá una charla sobre el efecto que produce en esta zona de España la baja temperatura y describirá cómo era la estación meteorológica de aquella época.

El domingo, parte del personal del ayuntamiento visitará la estación meteorológica de Calamocha VOR, donde se tomaron las temperaturas hace 60 años, acompañados por representantes de ENAIRE, el proveedor de control aéreo.

Aunque Fuentes Claras no cuenta actualmente con una estación meteorológica oficial de Aemet, el alcalde ha expresado su deseo de establecer una instalación remota en las inmediaciones de la antigua estación. El ayuntamiento pretende contar con la colaboración de ENAIRE para facilitar la conexión eléctrica y espera obtener los permisos necesarios para ubicar la nueva instalación.

En cualquier caso, para el 17 de diciembre de 2023, Aemet pronostica una temperatura de alrededor de dos o tres grados bajo cero y riesgo de hielo durante la noche, lejos de los -30 grados de 1963, concluyó Hernández.

Categoría

Aragón