24h Aragón.

24h Aragón.

El número de licencias para transformar locales abandonados en viviendas en Zaragoza aumenta un 41% en 2023.

El número de licencias para transformar locales abandonados en viviendas en Zaragoza aumenta un 41% en 2023.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha experimentado un importante crecimiento en las licencias concedidas para la reconversión de antiguos locales en viviendas en este 2023, con un aumento del 41,2 por ciento. Desde que se lanzara y aprobara la modificación 176 del PGOU en 2021 para permitir esta actividad, se han otorgado un total de 68 permisos que han dado lugar a la generación de 103 viviendas. De estas, 38 han sido construidas durante este año mediante la tramitación de 28 licencias.

En cuanto a los distritos, San José encabeza la lista con 14 locales reconvertidos en viviendas, seguido de Delicias con 13. A continuación se encuentran Arrabal con 8, Torrero con 7, La Almozara con 5, Universidad con 5, Oliver con 4, Valdefierro con 3, Casco Histórico con 3, Centro con 3, Actur con 2, Casablanca con 2 y Las Fuentes con 1.

Por otro lado, se han denegado un total de 9 peticiones, principalmente debido a restricciones como afectar a la malla básica o a zonas saturadas, o por haber alcanzado la edificabilidad máxima permitida.

Según el Servicio de Licencias Urbanísticas del Ayuntamiento de Zaragoza, en estos tres años de funcionamiento se han recibido numerosas consultas sobre esta posibilidad de reconversión.

Las condiciones básicas para permitir estos cambios de uso incluyen que el local haya estado sin actividad durante al menos 36 meses, tener una altura mínima de 2,5 metros y contar con un mínimo de 45 metros cuadrados, excepto en el caso de locales mayores de 140 metros cuadrados, que deben tener pisos de al menos 55 metros cuadrados.

También se exigen ciertas condiciones en cuanto a las salidas de humos, la ventilación de los espacios, la iluminación exterior y que el local no se encuentre en una de las principales arterias de la ciudad o en zonas de protección comercial.

El consejero municipal de Urbanismo e Infraestructuras, Víctor Serrano, ha explicado que esta medida surge como respuesta a la existencia de cerca de 1.800 locales vacíos en la ciudad, lo que afectaba negativamente la vitalidad y el atractivo de las calles. El objetivo es dar una nueva vida a los edificios existentes y adaptarse a las exigencias del mercado y de la normativa para mantenerlos en uso.

Serrano ha destacado que esta es una excelente herramienta urbanística que se extiende por todos los barrios de la ciudad y se adapta a los cambios en el mercado de viviendas y en la escena urbana. Además, ha señalado que la normativa municipal podría flexibilizarse aún más sin perder su carácter proteccionista ante la especulación y la infravivienda.

En septiembre de 2023, se expuso esta situación en la Comisión de Urbanismo, Infraestructuras, Energía y Vivienda y se anunció que los funcionarios municipales están trabajando en analizar y estudiar la normativa para proponer alternativas que serán debatidas por los grupos municipales para su posible incorporación.