24h Aragón.

24h Aragón.

"El Gobierno de Aragón insiste en la lucha contra el robo de patrimonio arqueológico"

En Zaragoza, la directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Gloria Pérez, ha destacado la importancia de combatir el expolio arqueológico, una problemática que trasciende fronteras y requiere de soluciones globales.

Para Pérez, la lucha contra los delitos contra el patrimonio cultural es una prioridad en esta legislatura, según ha informado el Ejecutivo aragonés.

Estas declaraciones las hizo durante la inauguración de un seminario internacional organizado por el Consejo de Europa y el Gobierno de Aragón, centrado en la Convención de Nicosia, en el Edificio Pignatelli de Zaragoza.

Para la directora general, el patrimonio cultural es esencial en la identidad de los países y los delitos contra este patrimonio atentan contra la esencia de un pueblo y de la humanidad en su conjunto.

Por tanto, Pérez destaca la necesidad de proteger y preservar el patrimonio cultural, que representa la historia y la voz de nuestros antepasados.

El Gobierno de Aragón, en colaboración con el Consejo de Europa, está comprometido en combatir los delitos relacionados con el patrimonio cultural, como el expolio, la destrucción y el tráfico ilegal de bienes culturales.

Aragón ha sido duramente afectada por estas prácticas ilegales, por lo que se han implementado medidas para prevenir el expolio arqueológico y tomar acción contra él.

Además, el Gobierno aragonés lleva a cabo diversas acciones como el control de detectores de metales, imposición de sanciones administrativas y la vigilancia de piezas que podrían provenir de la comunidad en redes sociales e internet.

La firma del Convenio de Nicosia por parte de varios países ha sido un paso importante en la lucha contra los delitos contra bienes culturales, fortaleciendo la cooperación internacional en este ámbito.

La experiencia de Aragón en esta problemática la convierte en una colaboradora ideal para el Consejo de Europa, y por ello, la organización de este seminario internacional es fundamental para promover una mayor adhesión al Convenio de Nicosia.

En un mundo que enfrenta desafíos comunes, la cooperación y el trabajo conjunto son esenciales para combatir eficazmente este tipo de delitos, según ha afirmado Pérez.