El Gobierno da luz verde a la subida de peajes en la AP-68 para 2024, con un incremento del 5,12%

El Gobierno da luz verde a la subida de peajes en la AP-68 para 2024, con un incremento del 5,12%

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible (Mitma) ha anunciado este sábado la actualización de los peajes de las autopistas de titularidad estatal bajo concesión administrativa para 2024. A partir del 1 de enero, las tarifas aumentarán entre un 5% y un 6,65%, dependiendo de las condiciones específicas de cada concesión.

El ministerio, dirigido por Óscar Puente, ha informado que la actualización de las tarifas se ha aprobado mediante una orden ministerial, a propuesta de la Delegación del Gobierno en las Sociedades Concesionarias de Autopistas Nacionales de Peaje. Las autopistas afectadas por este aumento incluyen la AP-51, AP-61, AP-6, AP-53, AP-66, AP-7 Alicante-Cartagena, AP-7 Málaga-Guadiaro, AP-68, AP-71, AP-9 y AP-46.

En detalle, la revisión de tarifas para 2024 ha resultado en un aumento del 6,65% para la AP-46 y AP-7 Alicante-Cartagena; 6,55% para la AP-9; 5,12% para la AP-68; 5,07% para la AP-6, AP-51, AP-61, AP-53, AP-71 y AP-7 Málaga-Guadiaro; y 5% para la AP-66.

El ministerio ha explicado que, si se realizaran las revisiones tarifarias sin las subvenciones existentes, los aumentos serían del 8% al 10,5%.

Según el departamento, la aplicación de esta medida ha generado un ahorro para los usuarios de más de 33 millones de euros en 2023, mientras que se estima que la subvención pública para 2024 alcanzará los 30 millones de euros.

En su justificación, el organismo señala que el aumento autorizado se debe principalmente al crecimiento del índice de precios al consumo, según lo establecido en el artículo 77 de la Ley 14/2000, y a las medidas extraordinarias y temporales aprobadas a finales de 2022 para limitar el aumento de los peajes al 4% en 2023.

Además, el ministerio ha destacado que el año pasado se estableció una subvención para mitigar los efectos de la alta inflación, ya que se esperaba un aumento del 8,4% al 9,5%. Esta subvención debe eliminarse a finales de 2026 y se espera que se repercuta gradualmente en los usuarios en el transcurso de tres años.

"Es importante tener en cuenta que el aumento de tarifas se acumula, por lo que es necesario trasladar nuevamente al usuario la diferencia que no se cobró en 2023, pero de forma gradual, para que pueda ser asumida en mejores condiciones por los ciudadanos", señaló el ministerio en un comunicado.

Por otro lado, el Gobierno ha decidido no aumentar los peajes de las autopistas gestionadas por SEITT, que fueron revertidas al Estado debido a problemas financieros. Estos peajes no se han incrementado desde 2019, cuando se redujeron en un 30% en promedio.

El ministerio también ha destacado la política de subvenciones a los peajes para reducir los costos para los usuarios habituales. Se mencionan ejemplos como la AP-71, AP-46, AP-6, AP-7 Málaga-Guadiaro y AP-7 Alicante-Cartagena, donde se han establecido descuentos por uso frecuente y tarifas reducidas en diferentes horarios desde su apertura.

En ese sentido, también se mencionan las bonificaciones aprobadas en 2021 para la AP-9, que han proporcionado un ahorro de más de 315 millones de euros a los usuarios hasta la fecha. Estas bonificaciones por uso frecuente en la AP-9 se incrementarán aún más a partir de 2024, y se sumarán nuevas bonificaciones en la AP-53.

El Gobierno ha recordado que en algunos casos estas bonificaciones se han acordado con los gobiernos autonómicos, que contribuyen económicamente a la medida.

Tags

Categoría

Aragón