24h Aragón.

24h Aragón.

El Festival Internacional La Mirada Tabú reconoce cortos de humor negro y enfoque de género en Zaragoza

El Festival Internacional La Mirada Tabú reconoce cortos de humor negro y enfoque de género en Zaragoza

ZARAGOZA, 17 Dic. - La X edición del Festival Internacional La Mirada Tabú ha premiado historias de superación, mirada de género, humor negro y ficción con trasfondo social. Así ha despedido este certamen su cita de 2023, con una gala en Caixaforum Zaragoza.

Rompiendo etiquetas e ideas preconcebidas, "Todo va bien" de Adrián Ordóñez, ha sido el Primer Premio de esta edición. El jurado ha destacado su narración, "de gran lirismo y crudeza, exenta de todo sensacionalismo, sobre el sufrimiento de los jóvenes migrantes que llegan solos a nuestro país".

Este es el tercer trabajo del malagueño, que en su trayectoria ha recorrido importantes festivales internacionales. "He decidido contar esta historia porque es algo de lo que todo el mundo mira hacia otro lado y a nadie le gusta posicionarse. Y nosotros, que tenemos un pequeño altavoz, debemos desde la cultura mejorar las cosas", ha declarado el ganador.

El segundo premio ha sido para el cortometraje italiano "Fiori", de Kristian Xipolias, un homenaje al cine italiano de tradición realista, no exenta de sentido del humor, ternura y picaresca, para mostrar la realidad del desempleo en la edad madura, con un desenlace inesperado y abierto.

Por otro lado, el Premio Especial del Jurado ha recalado en el cortometraje Left Handed, Nasrin Mohammadpour, desde Irán, por la denuncia social que hace de la realidad de muchas mujeres que no dudan en sacrificarse para alimentar a sus hijos, han indicado desde la organización en una nota de prensa.

Por otro lado, el Premio Tabú de Género ha sido para Eulalia Ramón, reconocida actriz y fotógrafa, que por primera vez se ha puesto al frente de la dirección con el cortometraje "Cuentas Divinas", producido por su hija Anna Saura, y que está nominado a los Premios Goya.

Se ha resaltado su narración inteligente, así como su visión transgresora y crítica que da una vuelta de tuerca al papel de la mujer en el cine y en la sociedad. "Está tratado desde la ironía, desde el humor negro, pero también habla de cosas actuales", ha explicado Eulalia Ramón, quien ha dedicado el premio a Carlos Saura, emocionada por estar en su tierra. "Este corto nos está dando muchas alegrías, y no es un premio más, sino otro paso y otra motivación", ha anotado.

El Premio Tabú Social ha viajado a Luxemburgo, nacionalidad del cortometraje "Entre les mots", de Farid Ismaïl, "por su cuidado lenguaje audiovisual, los flashbacks narrativos de guión y la dirección de actores". La obra aborda el estigma social ante una discapacidad y el miedo que genera enfrentarse al rechazo, pero su planteamiento va más allá para mostrar la importancia de comunicarse, de la libertad de expresión, de la cultura del esfuerzo o de la lucha contra la frustración.

La directora del festival, Vicky Calavia, ha afirmado: "Estamos muy felices, porque es una heroicidad en cualquier evento cultural cumplir diez años, y porque hemos crecido en público, contenidos y autores". Del palmarés, ha subrayado que este año "tiene un componente social muy claro que habla sobre la mujer en diferentes países del mundo, tiene también humor y sátira, y hace un guiño a la historia del cine".

Asimismo, la periodista y directora de La Script, María Guerra, ha sido la madrina Tabú que ha recibido los honores en esta edición, elogiando el "magnífico" palmarés de discursos necesarios, pero además contados desde otro lado.

En este sentido, la consejera municipal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández, ha subrayado: "Estamos encantados de seguir impulsando La Mirada Tabú, que realmente tiene una proyección internacional que no para de crecer".

Presentada por la actriz Pato Badian, la gala ha contado con la actuación de Crisálida Rock, que junto al escritor y poeta Octavio Gómez Milián, ha reinterpretado el clásico "I Put a Spell on You".

También se ha rendido homenaje a Carlos Saura, como Premio Especial Director Tabú, que ha contado con la colaboración de la Fundación Labordeta y el recuerdo de que Saura y Labordeta, "se consideraban niños de la guerra". El equipo del festival ha sumado otro homenaje personal "a un amigo inolvidable", Kike de Luis.

El Festival La Mirada Tabú ha ofrecido, una vez más, una mirada "creadora diversa, libre y caleidoscópica". De las 3.900 obras recibidas a concurso, provenientes de 117 países, 55 trabajos han sido seleccionados para competir en la Sección Oficial. El incremento de autoras ha sido otro dato destacado por los organizadores, junto a la amplitud de miradas y temáticas que inspira y promueve este proyecto.