24h Aragón.

24h Aragón.

El Burgo de Ebro destaca por su red de desfibriladores, promoviendo la salud cardiovascular en Aragón.

El Burgo de Ebro destaca por su red de desfibriladores, promoviendo la salud cardiovascular en Aragón.

El pequeño municipio de El Burgo de Ebro, en Zaragoza, ha dado un paso importante en la protección de la salud de sus habitantes al adquirir nuevos desfibriladores automáticos. Estos dispositivos han sido distribuidos estratégicamente por todo el pueblo, convirtiéndolo en uno de los lugares más cardioprotegidos de la región de Aragón.

Con una inversión de 9.300 euros, el Ayuntamiento ha logrado aumentar su red de desfibriladores hasta alcanzar un total de nueve equipos, lo que representa una tasa de 3,7 desfibriladores por cada 1.000 habitantes. Esta cifra triplica la media de la comunidad autónoma y se sitúa muy por encima de la recomendación de una unidad por cada 5.000 habitantes.

La concejal delegada de Deportes, Empleo y Sanidad, Cristina Martínez, ha destacado la importancia de esta iniciativa para garantizar una atención rápida en casos de emergencia, especialmente en situaciones de infarto. Los desfibriladores se han ubicado en puntos estratégicos del núcleo urbano, como el Ayuntamiento, el Centro Cultural, el Centro Social, entre otros.

Además, el Ayuntamiento ha llevado a cabo un curso de Reanimación Cardiopulmonar Básica y Uso de Desfibriladores Automatizados de Acceso Público en colaboración con la Asociación Cuidae. Gracias a este programa de capacitación, 70 vecinos del municipio han sido formados para actuar como primeros intervinientes y rescatistas cardíacos en situaciones de emergencia, aumentando las posibilidades de supervivencia en caso de paro cardiaco.

Los desfibriladores externos automáticos (DEA) son dispositivos que pueden salvar vidas al restablecer el ritmo cardiaco normal mediante una descarga eléctrica. Según la Fundación Española del Corazón, utilizar un desfibrilador en los primeros minutos después de un paro cardiaco puede aumentar las posibilidades de supervivencia hasta en un 73%. Por lo tanto, la adquisición de estos equipos por parte del Ayuntamiento de El Burgo de Ebro es un paso crucial en la protección y el bienestar de sus habitantes.