24h Aragón.

24h Aragón.

El Bosque de Zaragoza se expande hacia Garrapinillos y Valdeguarriana junto al Canal Imperial.

El Bosque de Zaragoza se expande hacia Garrapinillos y Valdeguarriana junto al Canal Imperial.

En una jornada soleada en Zaragoza, el Ayuntamiento de la ciudad ha dado un paso importante en la renaturalización del entorno al firmar un acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Este pacto permitirá la cesión del uso del espacio del Canal Imperial en Garrapinillos y Valdegurriana al proyecto del Bosque de los zaragozanos, con la posibilidad de renaturalizar hasta 66 hectáreas y conectar distintas zonas verdes a lo largo de este corredor.

La alcaldesa, Natalia Chueca, y el presidente de la CHE, Carlos Arrazola, han presentado los detalles de este protocolo que involucra la cesión de parcelas en Garrapinillos y Valdegurriana por parte de la Confederación. Chueca ha agradecido el compromiso de la CHE con el Bosque de los Zaragozanos y ha resaltado la transformación que este proyecto ha generado en áreas previamente degradadas, devolviéndoles su esencia natural y creando espacios de bienestar para los ciudadanos.

El siguiente paso será la renaturalización del Canal Imperial, buscando extender este corredor natural reforestando la zona por la que el canal ingresa a la ciudad. Comenzarán por Garrapinillos para luego dirigirse a Valdegurriana.

El presidente de la CHE ha destacado la importancia de trabajar en conjunto con otras entidades con competencias ambientales para lograr los objetivos del Bosque de los Zaragozanos. Además, ha resaltado que el trabajo de la Confederación se ve fortalecido por la colaboración con el Ayuntamiento en los ríos Ebro, Gállego y Huerva, así como en el Canal Imperial.

Una vez firmado el protocolo, el Ayuntamiento y la CHE trabajarán en conjunto para desarrollar la renaturalización de una zona inicial de 33 hectáreas. Las nuevas plantaciones seguirán los valores medioambientales de la región, como todas las actuaciones del Bosque de los Zaragozanos.

Este bosque es parte de las iniciativas impulsadas por el Ayuntamiento, en colaboración con ECODES, para avanzar hacia la neutralidad climática en 2030. Ha permitido plantar 170,000 árboles y arbustos en tres temporadas, renaturalizando aproximadamente 200 hectáreas en diversos espacios urbanos y periurbanos de la ciudad.

Chueca ha destacado la importancia de este proyecto como un legado para las próximas generaciones, destacando su carácter participativo y comunitario. Por su parte, Arrazola ha felicitado al Ayuntamiento por este esfuerzo que beneficiará a los ciudadanos y visitantes, trabajando juntos para hacer el Canal Imperial más accesible y mejorar su entorno ambiental.