El acelerador del Hospital San Jorge de Huesca ofrecerá atención anual a más de 300 pacientes.

El acelerador del Hospital San Jorge de Huesca ofrecerá atención anual a más de 300 pacientes.

El Hospital San Jorge de Huesca ha puesto en funcionamiento un acelerador, convirtiéndose en el primer equipamiento de estas características ubicado fuera de la capital aragonesa. Más de 300 pacientes de la ciudad y su provincia podrán beneficiarse de esta tecnología sin tener que desplazarse a Zaragoza, lo cual ha sido una demanda tanto de pacientes como de profesionales sanitarios. La puesta en marcha de esta tecnología ha sido el resultado de un trabajo conjunto entre el consejero de Sanidad, José Luis Bancalero Flores, y la alcaldesa de la ciudad, Lorena Orduna.

Bancalero ha destacado que esta tecnología es especialmente beneficiosa para los pacientes con cáncer y sus familias, agradeciendo a los oncólogos radioterápicos del Servet y a los físicos del Clínico que se desplazan a Huesca para trabajar en esa unidad. El acelerador de electrones se utilizará principalmente para el tratamiento de pacientes de Oncología Radioterápica.

La puesta en marcha de esta tecnología se está realizando de manera progresiva, centrándose en un principio en la atención a los procesos neoplásicos de mama y próstata. Posteriormente, se irán ampliando los casos atendidos en Huesca, aunque algunos seguirán siendo atendidos en los hospitales Clínico y Servet de Zaragoza por indicación médica. Se estima que más de 300 pacientes podrán ser atendidos en Huesca, evitando desplazamientos a la capital aragonesa.

El equipamiento necesario para este acelerador ha tenido un coste de más de 2 millones de euros, además de un escáner de planificación que también ha sido financiado con fondos europeos. El objetivo de esta inversión es modernizar los equipos y acercar la tecnología a todos los pacientes, mejorando las capacidades diagnósticas de los centros públicos. Para albergar esta tecnología, se ha construido un edificio anexo al Hospital San Jorge que cuenta con todas las instalaciones necesarias.

Para el correcto funcionamiento de la tecnología, es necesario contar con un equipo de profesionales formado por personal del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y la Unidad Clínica Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón, además de personal propio del Hospital San Jorge de Huesca. El proceso de instalación del acelerador comenzó en septiembre de 2023 y se espera que esté a pleno rendimiento a finales de febrero.

La alcaldesa Lorena Orduna ha destacado que la disponibilidad de esta tecnología no solo beneficia a los habitantes de la ciudad, sino que también facilita el acceso a los servicios a toda la provincia. Es necesario una coordinación completa entre la Unidad Clínica Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón y el servicio de Radiofísica Hospitalaria para garantizar el tratamiento personalizado y de calidad para cada paciente.

La puesta en marcha de este servicio ha sido muy bien recibida por la Asociación española Contra el Cáncer en Huesca, que ha elogiado la accesibilidad y profesionalidad de los equipos médicos.

Tags

Categoría

Aragón