Chueca respalda la extensión del autobús y desafía a la oposición a recurrir a los tribunales para aclarar cualquier incertidumbre jurídica.

Chueca respalda la extensión del autobús y desafía a la oposición a recurrir a los tribunales para aclarar cualquier incertidumbre jurídica.

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, ha reafirmado una vez más la legalidad de la prórroga del contrato del autobús urbano y ha desafiado a los grupos de oposición a acudir a los tribunales "si tienen alguna inquietud legal".

Chueca expresó esto en declaraciones a los medios de comunicación después de una sesión de la comisión de investigación sobre la prórroga del contrato, y destacó que esto es simplemente "una pérdida de tiempo".

La alcaldesa lamentó que los grupos de oposición estén más interesados en que el Gobierno pierda tiempo en lugar de dedicarse a proyectos que impulsen el desarrollo de la ciudad.

También recordó que el contrato en sí contempla la posibilidad de una prórroga de hasta cinco años, y el Ayuntamiento ha optado por una prórroga de cuatro años, lo cual considera necesario para llevar a cabo inversiones en nuevos autobuses y finalizar los pliegos del contrato.

Chueca afirmó que el servicio técnico ha estado trabajando en los pliegos y que solo falta la parte administrativa.

La alcaldesa señaló que el Gobierno es el organismo encargado de licitar y decidir sobre prórrogas, y que esta es una práctica común en cualquier licitación. Afirmó que desde 2017, el 99% de los pliegos se han acogido a una prórroga y nunca se ha generado controversia.

En respuesta a la participación de VOX en la comisión de investigación, Chueca expresó su respeto por su decisión, aunque hubiera preferido que no se sumaran.

Respecto a la petición de amparo al Justicia realizada por la portavoz municipal socialista, Lola Ranera, por la negativa de la alcaldesa a concederle un segundo turno en un debate, Chueca afirmó que la líder de la oposición tiene "la piel muy fina". Explicó que la solicitud del segundo turno se hizo fuera de plazo y que como presidenta del Pleno tenía el derecho de decidir si se concedía o no, y en este caso consideró que era una rabieta más que una necesidad de ampliar el debate.

Chueca también hizo hincapié en que el pleno debe mantener normas, respeto y formas, ya que esto es lo que los ciudadanos de Zaragoza esperan de sus políticos y representantes.

Categoría

Aragón