24h Aragón.

24h Aragón.

Chueca invierte 536.629 euros en la modernización de la calle Agustina de Aragón con 600 luminarias LED.

Chueca invierte 536.629 euros en la modernización de la calle Agustina de Aragón con 600 luminarias LED.

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, ha visitado personalmente la calle Agustina de Aragón en el Casco Histórico para supervisar el progreso de la remodelación de la zona. El proyecto consiste en reemplazar 596 luminarias por tecnología LED, con una inversión de 536.629 euros, IVA incluido, como parte del Plan Ilumina Pignatelli.

El Gobierno de Zaragoza tiene previsto adjudicar esta semana el contrato para la mejora y adecuación del alumbrado público exterior en esta área, con un plazo de ejecución de seis meses.

En su visita, la alcaldesa estuvo acompañada por el consejero municipal de Urbanismo e Infraestructuras, Víctor Serrano, y el presidente del Distrito Casco Histórico, Armando Martínez. Juntos pudieron recorrer las obras de urbanización en curso en la calle Agustina de Aragón.

Chueca destacó que el proyecto Ilumina Pignatelli se ha diseñado teniendo en cuenta criterios de seguridad ciudadana, comodidad visual, embellecimiento del patrimonio, ahorro energético, bajo costo de mantenimiento y mejora de la calidad ambiental en toda el área de Zamoray-Pignatelli.

Asimismo, afirmó que el objetivo es situar a Zaragoza a la vanguardia de las ciudades europeas en términos de sostenibilidad y medio ambiente, al tiempo que se mejora la seguridad y la calidad de vida de los residentes.

El plan de iluminación implica la renovación completa de 596 luminarias, que se reemplazarán por tecnología LED en la iluminación funcional y ambiental. Además, se incluirán drivers inteligentes y sistemas de regulación y telegestión.

Según Chueca, estas nuevas instalaciones permitirán un ahorro energético anual del 77,5%, lo que supone más de 30.000 euros al año. El consumo actual de las 596 luminarias de la zona es de 289.122,54 kilovatios hora, con un costo anual de 40.477,16 euros, mientras que con el nuevo sistema se estima un consumo de solo 65.054,06 kilovatios hora y un costo de 9.107,57 euros.

"Habrá más luz y mejoras visuales en la calzada, y se reducirá la contaminación lumínica hacia arriba, lo que beneficiará la seguridad de los vecinos, un aspecto que nos han reclamado en muchas ocasiones", señaló Chueca.

Además, se destacó que se mejorará la iluminación y el embellecimiento de la escena urbana, resaltando el patrimonio histórico-artístico del área. Entre otros aspectos, se utilizará este sistema para destacar las fachadas de los edificios 7, 9 y 80 de la calle Pignatelli, así como la del Museo del Fuego.

También se intensificará la iluminación de la estatua del general Palafox en la plaza de José María Forqué y del monumento a Agustina de Aragón y a las Heroínas de los Sitios en la plaza del Portillo.

Según Chueca, las instalaciones de alumbrado de las calles de Zamoray-Pignatelli en el Casco Histórico "son deficientes", una afirmación que se desprende del mapa lumínico elaborado para evaluar la situación actual.

La alcaldesa reveló esta información durante su visita a las obras de urbanización en la calle Agustina de Aragón, entre las calles Mayoral y Cerezo. Estas obras, ejecutadas por la empresa Infraestructuras Viales SA, tienen un costo de 353.846,16 euros y se están llevando a cabo por fases.

En este sentido, se ha mencionado que la remodelación de esta sección de la calle busca mejorar la iluminación, el arbolado y el pavimento. El objetivo es compatibilizar el tráfico de vehículos y peatones, ampliar las áreas verdes dentro de las posibilidades de la calle y adecuar el cruce de las calles de Agustina de Aragón con Zamoray y con Cerezo.

Chueca destacó que el proyecto ha sido rediseñado en respuesta a las solicitudes de los residentes. A petición de los vecinos, se han eliminado del proyecto los bancos y la fuente para evitar posibles concentraciones de personas.

La parte de la calle Agustina de Aragón en la que se está interviniendo tiene una longitud aproximada de 130 metros y un ancho variable de 12 a 6,5 metros entre las calles Mayoral y Cerezo, y un ancho de 4,5 metros a partir de la calle José Zamoray.

La intervención abarca una superficie aproximada de 1.500 metros cuadrados. La obra, que podría inaugurarse en el primer trimestre del año, se está llevando a cabo por fases para garantizar el acceso de los vehículos particulares a los garajes de la zona y facilitar el tránsito peatonal.

Además, se están realizando las canalizaciones de las redes eléctricas para que las empresas de distribución puedan soterrar los cables, eliminándolos de las fachadas y evitando las conexiones ilegales a la red.

El Plan Especial Zamoray-Pignatelli se ha llevado a cabo gracias al consenso y la participación de todos los grupos municipales y las entidades vecinales de la zona. Desde su aprobación en junio de 2022, se han invertido más de 7,5 millones de euros en la zona.

La adquisición y expropiación de solares y edificios ya ha supuesto una inversión de 3.925.536 euros, de los cuales más de 2 millones se destinaron a compraventa y 1,8 millones en expropiaciones, con el fin de aumentar el patrimonio público con 27 propiedades. También se ha puesto en marcha la residencia de estudiantes en el antiguo cuartel de Pontoneros, un proyecto que regenera el área.

"Es un proceso que lleva tiempo, pero dará sus frutos porque los vecinos pueden contar con nuestro compromiso constante", subrayó Chueca, mencionando el trabajo de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, que actualmente está desarrollando proyectos de vivienda pública en la zona como motor de regeneración.