24h Aragón.

24h Aragón.

Aumentan exponencialmente en Aragón los casos de hijos que agreden a sus progenitores

Aumentan exponencialmente en Aragón los casos de hijos que agreden a sus progenitores

ZARAGOZA, 21 Dic.

Según los datos publicados por la Fundación Amigó en su estudio 'Violencia filio-parental en España. Datos 2022', Aragón ha experimentado un aumento en las denuncias por agresiones de hijos a sus progenitores en el último año. En total, se han registrado 113 denuncias, diez más que el año anterior.

Ampliando los datos por provincias, 85 de esas denuncias corresponden a Zaragoza, mientras que Huesca ha reportado 15 y Teruel 11. En todas las provincias se ha observado un incremento en comparación con los datos del año pasado.

A nivel nacional, los expedientes abiertos a jóvenes por violencia filio-parental se mantienen por encima de los 4.000, una cifra similar a la de los últimos años. Durante 2022, se han registrado 4.332 procedimientos incoados a menores por este tipo de delitos, en comparación con los 4.740 registrados en 2021.

Es importante destacar que la Fundación Amigó ha llevado a cabo un proyecto de investigación para comprender el perfil de las personas que sufren violencia filio-parental.

A través de esta investigación, que ha contado con más de 3.800 personas como muestra, se han analizado diversos factores de riesgo que contribuyen a la incidencia de esta forma de violencia, así como las posibles formas en las que los padres intentan evitar el conflicto, la falta de aceptación de la autoridad, el maltrato psicológico y la violencia física.

Entre las conclusiones de este estudio se destaca que la media de edad de los hijos agresores es de 15 años y medio, mientras que la de los padres es de 43 años. En el 56% de los casos, la violencia es ejercida por los hijos, mientras que en el 44% restante, las agresoras son las hijas.

Asimismo, se ha observado que el 30% de los casos corresponden a hijos únicos, el 54% ha experimentado un deterioro en su rendimiento escolar y el 23% ha sufrido acoso escolar.

Además, casi la mitad de los hijos, un 49%, presentan algún tipo de adicción, un 32% ha sido testigo de algún tipo de violencia y más de la mitad pertenecen a familias nucleares.